Concejal Viveros irrumpe sin permiso oficina de alcalde Pereira mientras se encontraba en una reunión privada

En horas de la mañana antes, antes de comenzar la sesión extraordinaria del concejo de Coquimbo, un confuso incidente se tomó los pasillos de la alcaldía ubicada en avenida Alessandri en El Llano.

De acuerdo a palabras de Fernando Viveros, concejal de Coquimbo, llegó a la alcaldía porque habían sido citados a un concejo extraordinario y cuando llegó no estaban los demás concejales, preguntó donde se encontraban y se percata que están dentro de la oficina del alcalde en una reunión, al solicitar si podía ingresar no fue permitido ya que era una reunión de carácter privada, en donde Viveros acusa que estaban en Comisión de Educación e ingresa a la oficina del alcalde.

Respecto a esta situación, Marcelo Pereira, alcalde de Coquimbo, señaló que “yo no tenía una Comisión en mi oficina, estaba solucionando dos problemas, uno respecto a una feria en La Herradura, por eso le pedí a Mario Burlé en su calidad de abogado que me diera su opinión y no ver colores políticos y trabajar por la comunidad, en ese momento el concejal Alejandro Campusano tenía la misma duda respecto a la feria y me colaboraron en dar su opinión, en ese contexto le aprovecho de preguntar qué había pasado en la Comisión (de educación), si la información que yo manejaba era fidedigna o era la última y Mario (Burlé) no alcanzó a comentarme, porque le pregunté qué otro concejal había participado y era Hernán Cortés, lo llamamos y subió, hice pasar a los presidentes de los gremios, porque ellos venían a la reunión porque sabían que este punto se iba a tratar en concejo”.

Según relata el edil “en la reunión Marcela Zuleta, presidenta de un gremio, estuvo 1 minuto, el señor Garry estuvo 2 minutos y Nolvia Piñones no alcanzó a estar ni 4 minutos en mi oficina, cuando desafortunadamente hace ingreso el concejal Viveros, una irrupción a mi gusto indebida, diciendo que se estaba tramando aquí, estamos a escondidas, le digo que se calme, estaba muy agitado, aquí no se está escondiendo nada, solamente en mi calidad y en mi oficina como alcalde de Coquimbo le estoy haciendo unas preguntas a la persona que dejó Rosetta Paris en representación de la Comisión, pero vamos bajando inmediatamente”.

En momentos la situación se volvió tensa, el alcalde le pide a Viveros que se siente, éste no accede y señala que va a hacer pública esta situación.

“Lo que me molestó fue la forma en que entró a mi oficina, como alcalde de Coquimbo, había un tema sumamente importante que era desmunicipalización y tenía algunas dudas respecto a las comisiones que manejan los mismos concejales, la misma información que estaba pidiendo como alcalde, perfectamente el concejal Viveros la pudo haber solicitado al presidente de la Comisión o a cualquier otro concejal, porque las comisiones las manejan los concejales y ellos se citan” agregó Pereira.

“Me llamó la atención la agresividad, por eso en el concejo lo invité a que hiciera un mea culpa porque en un momento cuando él pide aclarar el punto, le empiezo a preguntar a los dirigentes y a concejales presentes si mi versión era la verídica y todos concordaron que era la misma visión” finalizó el edil.

Concejal Viveros acusa veto por parte del alcalde

Cuando iba de comenzar la nueva sesión de concejo, Viveros se refirió a lo ocurrido momentos antes en donde señaló que “lamento la actitud del alcalde Marcelo Pereira, insiste en instalar temas que son falsos para desviar el foco que es la transparencia del municipio, hoy si se realizó una reunión que no fue convocada a ningún concejal, donde se discutieron temas importantes de educación y estaban tres concejales dentro de la reunión y yo pedí que se me dejara entrar y se me impidió y eso me molesta”.

Además Viveros fue enfático en señalar que “hay veto, hay información que no podemos acceder y hoy la ciudadanía de Coquimbo exige transparencia”.

Agresión a funcionaria

Otros de los temas que se habló en la mañana fue una supuesta agresión a una funcionaria cometida por el concejal Viveros al momento de entrar a la oficina del alcalde, posteriormente la trabajadora se lo hace saber al edil y le entrega una carta, “lo presenté para que la comisión interna lo maneje porque a lo mejor esto puede quedar en una disculpa o una aclaración entre ellos, pero sí la funcionaria se sintió agredida” señaló el alcalde.

Al respecto el concejal Viveros comentó que “quiero decir que lamento la acusación que se me está haciendo, yo desconozco esa situación de violencia, creo que es otra maniobra baja y vil para poder desviar el foco de lo importante que aquí en Coquimbo falta transparencia”.

Powered by WPeMatico

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *