[Columna] 40 Lucas

By | 1 diciembre, 2017
Jokercasino

40 lucas

“Y si tengo que poner cuarenta lucas, las pongo” reclamaba una indignada señora en un programa de radio matutino de hoy. Su hijo no obtuvo un cupo en el colegio de su elección en Las Compañías y de acuerdo a las vacantes disponibles terminará en La Florida o similar. Eso le significaría salir antes de las 7 de la mañana a tomar colectivo para llevarlo. Agregó que en el colegio actual, una profesora llorando le contó que tendría que renunciar a su trabajo porque sus hijos tampoco quedaron en el colegio de elección familiar y se le hacía imposible transportarlos y a la vez atender a sus alumnos. Airadamente reclamaba contra la pérdida de su libertad de elegir. Lo que ganó en gratuidad, lo perdió en tiempo, comodidad, amistades de sus hijos, etc.

Por eso la expresión enojada. Porque dependiendo de nuestras circunstancias, gustos, preferencias e ingresos, TODOS debiéramos poder decidir por lo que queremos.

El gobierno regional se autofelicita de que el 86.5% de los alumnos ya está asignado al colegio que sus padres eligieron. No hacen lo mismo con el 13.5% restante, más de 2.000 niños, que viven el drama de la vecina que no la dejan poner los $40.000, víctimas de una mala política pública.

Este gobierno, al más puro estilo Transantiago, metió la mano en una estructura educacional que funcionaba bien; que respetaba la libertad; que permitía a los padres de acuerdo a sus preferencias e ingresos, aportar y decidir libremente por la educación de sus retoños. Ya sea por cercanía, estilo educacional, empatía con profesores, grupo de amigos o cualquier otro motivo, estaban donde querían estar. Eso se acabó. Una relación de padres, alumnos y colegios, que toma décadas en conformarse y pulirse, fue desbaratada, desmantelada, retroexcavada. Y todo por ideología “igualitaria”.

La educación subvencionada no es mejor que antes. La infraestructura es la misma; los profesores también (probablemente peor pagados); los apoderados se revolvieron (y los perjudicaron). Nivelamos para abajo.

¿Y la verdadera educación gratuita, la que realmente brinda el Estado, la que gestionan los municipios? Bien gracias. Tomas, imposiciones no pagadas, ausentismo, marginalidad. Donde debió meter la mano la presi, no lo hizo. Donde debió nivelar para arriba, dijo paso. Y su candidato, va por las mismas.

Por Claudio Daud Cortés

Powered by WPeMatico

Jokercasino Es

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *