LSL60101 reduce la inflamación de los nervios y mejora la cognición

Crédito: Pixabay / CC0 Public Domain

LSL60101, un compuesto específico para el receptor I2-IR en el cerebro, podría arrojar luz sobre el desarrollo de estrategias futuras contra la enfermedad de Alzheimer. Así lo afirman los últimos estudios del Grupo de Investigación en Química Médica y Farmacología de las Enfermedades Neurodegenerativas de la Universidad de Barcelona, ​​que fueron publicados en las revistas. Revista europea de química medicinal Y el Revista británica de farmacología. En estudios en ratones, LSL60101 mejoró los déficits cognitivos y los biomarcadores relacionados con enfermedades en estos modelos animales.

Estos estudios resultaron de la colaboración de equipos de investigación liderados por la profesora Carmen Escolano, de la Facultad de Farmacia y Ciencias de la Alimentación e Instituto de Ciencias Biomédicas de la Universidad de Buffalo (IBUB), y Mercy Palace, de la misma facultad e Instituto de Neurociencias ( UBNeuro). En el marco de un programa de CaixaImpulse, los estudios también fueron firmados por los investigadores de la UB Christian Grenan-Ferret, Fotinen Vasilopoulou, Sergio Rodríguez Arevalo y Andrea Pagan. Entre los participantes se encuentran equipos de

La enfermedad de Alzheimer es una enfermedad neurodegenerativa que aún no tiene cura. A pesar de los esfuerzos de la comunidad científica internacional, muchas iniciativas en química médica para encontrar futuros fármacos para tratarlas han fracasado, presumiblemente porque esta situación puede explicarse por la selección de dianas terapéuticas inapropiadas. Por tanto, es importante abordar la lucha contra la enfermedad de Alzheimer desde perspectivas que ayuden a configurar nuevas dianas terapéuticas por parte de la innovación en la investigación biomédica.

El trabajo publicado en Revista europea de química medicinal Describe la síntesis de una nueva familia de compuestos con alta afinidad y selectividad por los receptores de imidazolina I2, que se encuentran alterados en el cerebro de los pacientes con Alzheimer. Eficiente y asequible, la ruta de síntesis de los compuestos nos permitirá aplicar diversas modificaciones estructurales para alcanzar una gama apreciable de compuestos farmacéuticamente importantes.

La nueva familia de ligandos del receptor I2-IR consta de compuestos con diferentes características estructurales. En particular, la interacción de un compuesto análogo, LSL60101 o garsevil, con los receptores de imidazolina I2 mejora los déficits cognitivos en modelos de ratón con neurodegeneración y enfermedad de Alzheimer. Este compuesto, descrito por primera vez en la literatura científica en 1995 como ligando específico del receptor I2-IR, es conocido por sus propiedades en estudios preclínicos de farmacocinética, metabolismo y toxicidad, y representa una alta afinidad y selectividad con respecto a estos receptores en el ser humano. cerebro.

En la actualidad, se desconoce la función del receptor I2-IR en condiciones fisiológicas. Sin embargo, los investigadores saben que estos cambios se alteran en algunas enfermedades neurodegenerativas como el Alzheimer o la enfermedad de Parkinson. Además, la bibliografía científica contiene estudios con ligandos de estos receptores como marcadores de progresión de la enfermedad de Alzheimer.

“Además de combatir la formación de placas beta-amiloides o ovillos neurofibrilares, actuar sobre los mecanismos de la neuroinflamación podría ser una estrategia terapéutica adecuada para frenar el desarrollo de una enfermedad tan compleja como el Alzheimer”, apunta el profesor Escolano.

LSL60101 frente a donepezil: el futuro de la terapia combinada

Según el artículo en Revista británica de farmacologíaEn animales de laboratorio, se ha demostrado que los efectos del LSL60101 son más beneficiosos que los del donepezil, uno de los fármacos más utilizados para el tratamiento de la enfermedad de Alzheimer.

En modelos de ratón de la enfermedad de Alzheimer, “el nuevo compuesto indujo cambios en los marcadores de estrés oxidativo y en los generadores de neuroinflamación, uno de los desequilibrios clave que se encuentran en la mayoría de las enfermedades neurodegenerativas. En particular, el LSL60101 redujo el número y los niveles de placas de beta-amiloide”. El cerebro de esta proteína alterada, LSL60101, redujo el número y los niveles de placas de beta amiloide.En paralelo, los animales tratados redujeron la fosforilación de la proteína tau, otro biomarcador importante en la progresión de la enfermedad, dice la profesora Mercy Ballas.

Los resultados pueden explicarse por los múltiples mecanismos de acción de LSL60101 y donepezil. El donepezilo aumenta los niveles de acetilcolina, un neurotransmisor involucrado en la memoria y las habilidades cognitivas, porque inhibe la enzima responsable de su degradación (acetilcolinesterasa). Además, LSL60101 se describe como un ligando del receptor de imidazolina I2, que aumenta en el cerebro de las personas con demencia. Todo apunta a que la interacción de este fármaco con sus receptores tiene un papel en la generación de moléculas proinflamatorias que aumentarían la neuroinflamación que persiste en la enfermedad. Por tanto, los enlaces I2 contribuirían a reducir la inflamación y, por tanto, a ralentizar la progresión de la enfermedad.

Ambos compuestos fueron efectivos para restaurar el daño cognitivo, pero uno de los objetivos del estudio de investigación era ver si la combinación podía mejorar el éxito del tratamiento. “Los resultados muestran que la terapia de combinación SL60101-donepezil es más efectiva en algunos biomarcadores de la enfermedad. Por lo tanto, es posible que con la combinación de dosis adecuada, podamos alcanzar un efecto aditivo o incluso un efecto sinérgico”, señalan los investigadores.

La nueva investigación en el estudio será crucial para centrarse en la relación entre el receptor de imidazolina I2 y Alhzeimer y otras enfermedades, y para avanzar en el diseño de nuevas estrategias terapéuticas basadas en el uso de nuevos ligandos selectivos I2-IR para modular la variante. Receptores en enfermedades neurodegenerativas.


Los investigadores identifican el mecanismo de acción de un fármaco contra la enfermedad de Alzheimer


más información:
Sergio Rodríguez Arevalo et al., Benzofuranil-2-imidazole as imidazoline I2 receptor ligands for Alzheimer’s disease, Revista europea de química medicinal (2021). DOI: 10.1016 / j.ejmech.2021.113540

Presentado por la Universidad de Barcelona

La frase: El compuesto LSL60101 reduce la neuroinflamación y mejora la cognición (2021, 29 de junio) Recuperado el 29 de junio de 2021 de https://medicalxpress.com/news/2021-06-lsl60101-compound-neuroinflammation-cognition.html

Este documento está sujeto a derechos de autor. Sin perjuicio de cualquier trato justo con el propósito de estudio o investigación privada, ninguna parte puede ser reproducida sin permiso por escrito. El contenido se proporciona únicamente con fines informativos.

READ  Opinión: no es solo la política lo que impulsa la baja tasa de vacunación en el sur
Custodia Zayas

"Organizador. Geek de las redes sociales. Comunicador general. Erudito de Bacon. Orgulloso pionero de la cultura pop".

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Previous Post Rio Ferdinand defiende a Luke Shaw del Manchester United por los comentarios de José Mourinho
Next Post El vicepresidente de la WWE de Canyon Ceman deja el desarrollo de talentos