El Secretario General de la ONU advierte a la Asamblea General de la ONU que ‘nuestro mundo está en peligro’

Los problemas del mundo ocuparon el centro de atención el martes, cuando la Asamblea General de las Naciones Unidas abrió el martes con evaluaciones nefastas de un planeta que se tambalea por la escalada de crisis y conflictos que el sistema internacional envejecido parece cada vez menos equipado para enfrentar.

Después de dos años en los que muchos líderes se vieron abrumados por el video debido a la pandemia de coronavirus, los presidentes, primeros ministros, reyes y ministros de Relaciones Exteriores ahora se han reunido casi en persona para el primer evento mundial de diplomacia.

Pero el tono estaba lejos de ser festivo. En cambio, eran las llamas de un mundo tenso y ansioso.

“Estamos estancados con una disfunción global masiva”, dijo el secretario general Antonio Guterres, y agregó que “nuestro mundo está en peligro y está paralizado”.

Él y otros han señalado conflictos que van desde la guerra de seis meses de Rusia en Ucrania hasta el conflicto de décadas entre Israel y los palestinos. Los oradores expresaron su preocupación por el cambio climático, el aumento de los precios del combustible, la escasez de alimentos, la desigualdad económica, la inmigración, la desinformación, la discriminación, el discurso de odio, la salud pública y más.

A dos años de que la sesión se realizara de manera virtual o mixta, se espera que 157 líderes mundiales y sus representantes asistan personalmente a la Asamblea General de la ONU. (Anna Moneymaker/Getty Images)

Sin embargo, Guterres comenzó a enviar una señal de esperanza. Mostró un video del primer barco fletado por la ONU que transportaba granos desde Ucrania -parte de un acuerdo entre Ucrania y Rusia que la ONU y Turquía ayudaron a negociar- al Cuerno de África, donde millones de personas viven al borde de la inanición. Dijo que era el epítome de la promesa y la esperanza «en un mundo turbulento».

La guerra de Rusia es nuestra principal prioridad.

La invasión rusa de Ucrania fue una prioridad en la agenda de muchos oradores. El conflicto se ha convertido en el más grande de Europa desde la Segunda Guerra Mundial, abriendo divisiones entre las principales potencias de una manera que no se veía desde la Guerra Fría.

Mientras tanto, la pérdida de importantes exportaciones de cereales y fertilizantes de Ucrania y Rusia ha provocado una crisis alimentaria, especialmente en los países en desarrollo, y la inflación en muchas naciones.

Como señaló el rey Abdalá II de Jordania, los países ricos que atraviesan experiencias poco comunes de escasez están «descubriendo una verdad que las personas de los países en desarrollo conocen desde hace mucho tiempo: para que los países prosperen, los alimentos deben llegar a la mesa de todas las familias a precios asequibles».

En un emotivo discurso ante el Parlamento, el presidente francés, Emmanuel Macron, dijo que ningún país puede permanecer al margen ante la agresión rusa. Acusó a los que callan de ser «de alguna manera cómplices de una causa neoimperialista» que pisotea el orden mundial existente e imposibilita la paz.

El presidente brasileño, Jair Bolsonaro, un primer orador tradicional, pidió un alto el fuego inmediato en Ucrania, la protección de los civiles y la «preservación de todos los canales de diálogo entre las partes». Se opuso a lo que llamó sanciones occidentales «unilaterales o unilaterales», diciendo que han dañado la recuperación económica y amenazan los derechos humanos de las poblaciones vulnerables.

El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, pidió un alto el fuego en Ucrania durante su discurso del martes. (Mary Altaver/La Prensa Asociada)

Ni Ucrania ni Rusia han venido a hablar. El consejo acordó permitir que el presidente ucraniano, Volodymyr Zelensky, hablara por video, a pesar de las objeciones de Rusia y algunos de sus aliados.

Se espera que Zelensky pronuncie un discurso el miércoles, así como un discurso del presidente estadounidense Joe Biden en persona. El ministro de Relaciones Exteriores de Rusia, Sergei Lavrov, subirá al podio el sábado.

Cerca de 150 líderes para hablar

Hay casi 150 jefes de estado y de gobierno en la lista reciente de oradores, un número significativo que refleja que las Naciones Unidas siguen siendo el único lugar no solo para dar sus puntos de vista, sino también para reunirse en privado para discutir los desafíos en la agenda global, y con suerte algunos Progreso.

La visita de dos días del primer ministro Justin Trudeau el martes comenzó con una reunión bilateral con Chandrikapersad Santokhi, presidente de Surinam y presidente este año de CARICOM, una alianza política y económica de 15 estados miembros en todo el Caribe.

El resto de la agenda de la ONU de Trudeau está llena de reuniones sobre temas cercanos a su corazón: cambio climático, igualdad de género y desarrollo sostenible, entre otros.

Más tarde el martes, tenía previsto participar en una mesa redonda con la exsecretaria de Estado de Estados Unidos, Hillary Clinton, sobre las ventajas del crecimiento laboral inclusivo.

La muerte de la reina Isabel y su funeral en Londres el lunes, al que asistieron muchos líderes mundiales, causó un dolor de cabeza de última hora para la reunión de alto nivel. Los diplomáticos y el personal de la ONU se apresuraron a lidiar con los cambios en los planes de viaje, el momento de los eventos y el cronograma logísticamente complejo de hablar para los líderes mundiales.

El primer ministro Justin Trudeau asiste a una reunión en las Naciones Unidas en Nueva York el martes. (Shawn Kilpatrick/La Prensa Canadiense)
READ  Carlos como rey: ¿qué clase de rey sería?
Wilfredo Bobo

"Orgulloso entusiasta de Twitter. Introvertido. Adicto al alcohol. Especialista en comida de toda la vida. Gurú de Internet ".

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Previous Post El Secretario General de la ONU advierte a la Asamblea General de la ONU que ‘nuestro mundo está en peligro’
Next Post El vendedor de almohadas y aliado de Trump, Mike Lindell, desafía la búsqueda del FBI y confisca su teléfono