El fiscal jefe de la CPI dijo a los miembros del parlamento que Sudáfrica «haría lo correcto» con respecto a la orden de arresto de Putin.

El fiscal jefe de la CPI dijo a los miembros del parlamento que Sudáfrica «haría lo correcto» con respecto a la orden de arresto de Putin.

Sudáfrica tendrá la oportunidad este verano de hacer cumplir la orden de arresto de la Corte Penal Internacional contra el presidente ruso Vladimir Putin, y el fiscal jefe de la corte dijo a los parlamentarios el jueves que confiaba en que el país de la Commonwealth «haría lo correcto».

Karim Khan compareció ante el Comité de Asuntos Exteriores de la Cámara de los Comunes de Canadá unas horas después de que el presidente ucraniano, Volodymyr Zelensky, hablara con los jueces de la Corte Penal Internacional en La Haya, Países Bajos, donde dijo que confiaba en que Putin sería condenado por crímenes de guerra. .

Zelensky instó a la comunidad internacional a pedir cuentas a Putin y les dijo a los jueces de la Corte Penal Internacional que el líder ruso «merece ser juzgado por sus acciones criminales aquí en la capital del derecho internacional».

En marzo, la Corte Penal Internacional emitió una orden de arresto por crímenes de guerra contra Putin y lo acusó de responsabilidad personal por el secuestro de niños de Ucrania. Esta fue la primera vez que la corte mundial distribuyó una orden de arresto contra el líder de uno de los cinco miembros permanentes del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas.

En agosto, Putin tiene previsto asistir a la llamada cumbre BRICS, un grupo de países (Brasil, Rusia, India, China y Sudáfrica) que son considerados el primer rival geopolítico del Grupo de los Siete grandes países industrializados con economías avanzadas.

Como signatario del Estatuto de Roma de la Corte Penal Internacional, se espera que Sudáfrica implemente la orden de arresto por crímenes de guerra y arreste a Putin. Esto provocó un feroz debate político en el país. Ronald Lamola, ministro de Justicia de Sudáfrica, se quejó públicamente el miércoles de que la Corte Penal Internacional había sido inconsistente al determinar qué delitos merecen atención.

Karim Ahmed Khan, Fiscal de la Corte Penal Internacional, habla durante una conferencia de prensa en el Ministerio de Justicia en Jartum, Sudán, el 12 de agosto de 2021. (Marwan Ali/La Prensa Asociada).

Khan dijo el jueves a un panel de cuatro partidos de parlamentarios canadienses que Sudáfrica es un país decente y «no ha sido arrastrado por patadas y gritos» en apoyo de la CPI en el pasado.

READ  Alemania defiende los preparativos para las inundaciones mientras continúa la búsqueda de víctimas y la limpieza

«Ha habido declaraciones recientemente sobre el reconocimiento de Sudáfrica de sus obligaciones bajo el Estatuto de Roma», dijo Khan. «Han dejado constancia de que están al tanto de estas responsabilidades. No creo que necesiten mi tutela».

Khan dijo que era reacio a hacer público el asunto y agregó que un país que luchó con éxito para acabar con el apartheid racial tenía derecho a tomar sus propias decisiones.

«Creo que son plenamente conscientes de sus responsabilidades y confío en que harán lo correcto, creo que lo dejaré así», dijo Khan.

Pero Lamola indicó en sus declaraciones a los medios locales de Sudáfrica que su gobierno está buscando una salida.

«Exploraremos diferentes opciones con respecto a cómo podemos localizar el Estatuto de Roma en nuestro país, incluida la opción de considerar extender la inmunidad diplomática habitual a los jefes de estado visitantes en nuestro país», dijo Lamola en la publicación del Business Day.

Yulia Kovalev, embajadora de Ucrania en Canadá, dijo que la CPI ha establecido una oficina en Kiev y está trabajando en estrecha colaboración con los fiscales ucranianos para documentar casos de crímenes de guerra, que suman decenas de miles.

Los miembros de Avaaz y los refugiados ucranianos instalan miles de osos de peluche y juguetes para niños en la rotonda Schuman frente a la Comisión Europea para resaltar los informes sobre el secuestro de miles de niños ucranianos por parte de Rusia el jueves 23 de febrero de 2022 en Bruselas.
Los manifestantes instalan miles de osos de peluche y juguetes para niños en la rotonda Schuman frente a la Comisión Europea para resaltar los informes sobre el secuestro de miles de niños ucranianos por parte de Rusia el 23 de febrero de 2022 en Bruselas. (Oliver Matisse/La Prensa Asociada)

Kovalev dijo el jueves al Comité de Asuntos Exteriores del Senado que se estaban investigando más de 84.000 crímenes de guerra. La orden de arresto de Putin y Maria Alekseyevna Lvova Belova, la Comisionada rusa para los Derechos del Niño, se relaciona con la deportación forzada de niños de las tierras ucranianas ocupadas a Rusia, donde serán asimilados.

Ucrania estima que más de 19.500 niños ucranianos han sido secuestrados ilegalmente y deportados a Rusia, de los cuales solo 328 han regresado.

READ  Estados Unidos envía un embajador a Canadá - finalmente

Y en base a la evidencia, se vieron obligados a aprender [the] «El idioma ruso, que revisó la historia, muchos de los cuales también se representaron en las campañas de propaganda rusa», dijo Kovalev al comité del Senado.

No es solo una preocupación de Ucrania, dijo.

Kovalev agregó: «La justicia por estos crímenes no solo es necesaria para las familias que han perdido a sus seres queridos, sino que la justicia servirá a los intereses críticos de la justicia global para evitar que cualquier otro dictador cometa tales crímenes».

Wilfredo Bobo

"Orgulloso entusiasta de Twitter. Introvertido. Adicto al alcohol. Especialista en comida de toda la vida. Gurú de Internet ".

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Juez desestima demanda de Trump contra The New York Times
Previous Post Juez desestima demanda de Trump contra The New York Times
La Casa Blanca: los jefes de las principales empresas de tecnología pidieron proteger al público de los peligros de la inteligencia artificial
Next Post La Casa Blanca: los jefes de las principales empresas de tecnología pidieron proteger al público de los peligros de la inteligencia artificial