Comentario: Orlando City SC2, Philadelphia Union1

Con esta victoria, Orlando derrotó la racha invicta en tres partidos para vencer a S.C.en Filadelfia y Nashville. Union sufrió su segunda derrota en 13 de todos los partidos.

Cuando Mauricio Pereira jugó un tiempo perfecto para Benji Michael, los anfitriones abrieron el marcador en el minuto 10 cuando Orlando tomó una ventaja de 1-0 sobre Matt Freeze. Unos minutos después, después de que Pereira se fuera de viaje con Andrés Peria, fallaron el lado izquierdo de la red.

Al comienzo de la segunda mitad, Filadelfia siguió presionando por un empate, con el esfuerzo largo de Daniel Costock extendiendo el ancho de Punta Kallis y quedando fuera de juego. El centrocampista húngaro se quedó vacío en otro momento de oportunidad.

Pero Orlando duplicó su ventaja en el minuto 59. Una niñera encontró la cruz de Peria, cuyo título venció al Freese por 2-0. Nani avanzó casi 3-0 en el minuto 64 mientras recorría la barra solo por su esfuerzo de curling.

Filadelfia retrocedió en el minuto 68 a través de Cocker Presbyco, Oliver Embiiso justo a tiempo desde el pase para reducir la ventaja de Orlando a 2-1. En el puesto 78, Kallis hizo un intento de Quinn Sullivan para destacar a Orlando. Cuando Kallis se tragó otra toma en el encuadre de Sullivan, el Union vio momentos en los que rogaba por otra oportunidad.

Kallis rechazó el intento de Jack Elliott y luego el sindicato vio varias oportunidades brillantes demoradas cuando Kyle Smith llevó al posible empate de Sullivan. Pero Orlando se quedó corto para ganar la casa.

READ  Los Mavericks hacen su debut en español con "My Espanol"

Eloy Ramirez

"Especialista en Internet. Defensor del café independiente. Lector. Experto en cultura pop sutilmente encantador".

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Previous Post El retorno dinámico más alto y más lejano se encuentra en el Gartner MQ 2021 para motores de personalización
Next Post Cerca de 100 agentes y sus familiares han sido diagnosticados con el síndrome de La Habana | CIA