Aumenta la actividad pesquera en la región durante el 2017

Con 88.312 toneladas desembarcadas, el año 2017 la región de Coquimbo aumentó en 5,11% la actividad pesquera respecto al año 2016, según indica el último informe anual emanado del Servicio Nacional de Pesca y Acuicultura de la Región de Coquimbo.

Estos números están dados por desembarques de algas pardas, un28% de huiro flotador, huiro negro y huiro macro, además de peces, 14% de jurel y anchoveta.

Cristian Gómez, director regional (s) del Servicio de Pesca y Acuicultura, explicó que “durante el año pasado se registró una importante disminución en desembarques de los recursos del tipo moluscos (40%), debido especialmente a una baja significativa en el desembarque del recurso jibia respecto al año 2016”.

En materia de fiscalización, el año 2017 el servicio regional ejecutó 3.640 fiscalizaciones, de las cuales un 37,7% (1.373) fueron acciones centradas sobre la pesquería de algas pardas (huiro flotador, huiro negro y huiro palo) y 7,8% (283) sobre el recurso macha.

“Como consecuencia de las acciones de fiscalización y el combate a la pesca ilegal, a nivel regional cursamos 112 citaciones por infracción a la normativa pesquera e incautamos 86,65 toneladas de recursos pesqueros, cifra de la cual el 79% correspondió a algas pardas, principal recurso desembarcado en la región de Coquimbo”, explicó la autoridad.

Respecto a las oficinas de atención del servicio, ubicadas en Coquimbo, Tongoy, Los Vilos y Punta de Choros, esta última inaugurada en junio pasado,  aquí fueron realizadas 14.668 atenciones el último año, el 70% de ese total concentrado en la oficina de Coquimbo. “El principal trámite solicitado por los usuarios corresponde a la Acreditación de Origen Legal de Recursos Pesqueros, con un 26% de las atenciones realizadas en la región”, explicó Cristian Gómez.

En materia de pesca recreativa el servicio emitió el último año 981 licencias de pesca recreativa, requisito mínimo para esta actividad, equivalentes a 16% más que el año 2016.

En tanto, las denuncias por varamientos llegaron a 46 casos, siendo la especie más recurrente el lobo marino común con 14 eventos (30,4%) y el pingüino de Humboldt con 11 eventos (24%).

 Un hito fue la habilitación de una oficina con dos funcionarios en la localidad de Puntas de Choros, quienes desplegaron 16 inspecciones en la zona. A eso se suma la llegada de la primera lancha de vigilancia de Sernapesca que fortalecerá la fiscalización pesquera en torno a la reserva marina Islas Choros y Damas.

Powered by WPeMatico

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *