Bentancur: clase en el año celeste

Rodrigo  Bentancur en el gran año Celeste, el volante se consagró Campeón Sudamericano Sub 20 en febrero y el martes jugó a lo grande con la camiseta mayor de Uruguay. En su primera vez como titular en el Estadio Centenario se distinguió por su alta técnica. Volante de pura calidad, presente en la Selección mundialista y futuro colosal.

Rodrigo Bentancur, la nueva “joya” celeste.

La noche feliz de la Celeste en el Estadio Centenario cautivó en el brillo del volante de la nueva generación: Rodrigo Bentancur. A los 20 años es protagonista del 2017 soñado, de alegría con la camiseta de Uruguay, Campeón Sudamericano Juvenil Sub 20 en Ecuador -11 de febrero- y flamante mundialista con la Mayor.

Alta técnica, pase de primera, clase del volante del juego con brillo abriendo el telón a lo grande en Estadio Centenario. La transferencia de Boca Juniors a la Juventus, los primeros pasos del jugador distinto y el seguimiento del cuerpo técnico le dieron su primera gran oportunidad en la Selección mayor.

Su historia diferente desde Nueva Helvecia, Colonia, a los 9 años, se forjó en Buenos Aires. Inició su sueño de fútbol en juveniles de Boca Juniors y la visión de Rodolfo Arruabarrena -el DT argentino en un entrenamiento del plantel de primera con la reserva –impresionado por las condiciones del volante- le dieron su gran paso.

Luego, se afianzó en Boca  donde se consagró Campeón en Argentina. Fue convocado a la Selección Sub 20 y conquistó el título de  Campeón Sudamericano, en el Estadio Atahualpa de Quito. El traspaso a Juventus y de la reserva del Maestro Tabárez a la convocatoria. Debutó en los 26’ finales en el empate 0:0 con Venezuela, en San Cristóbal y el martes, en los once, mostró el toque de distinción. Categoría mundial.

Powered by WPeMatico

Similar posts