Segundo tiempo: Un cero redondo

By | 6 octubre, 2017
Jokercasino

Giorgian De Arrascaeta deja atrás al venezolano Tomás Rincón.

Escribe Atilio Garrido / Fotografía Fernando González (enviados especiales a San Cristóbal, Venezuela).

Al final de la primera etapa, cuando caminaban hacia los vestuarios, Suárez y Villanueva –quienes protagonizaron la acción violenta que culminó con la tarjeta amarilla para el venezolano- se dijeron algunas cosas y hubo manoseos entre ambos. Antes de iniciarse el complemento Cavani dialogó varios segundos con el juez brasileño. Con estos preámbulos que destacamos, sin cambios en los dos equipos se inició la etapa.

Los primeros movimientos permitieron apreciar que la etapa complementaria comenzó con el mismo trámite que finalizó la anterior. Con una diferencia. Luego de varios toques de la pelota, en posición de entreala derecho avanzó Rondón y sacó un latigazo tremendo. Voló Muslera sobre su palo izquierdo despejando la pelota con gran esfuerzo.

Uruguay respondió con una incidencia ofensiva gestada por la zona derecha entre Nández y Maximiliano Pereira quién tropezó y cayó, derivando la pelota hacia Suárez con toque para Cavani que remató de pierna derecha, dentro del área sobre esa zona, despejando al córner Faríñez con gran esfuerzo. Inmediatamente Venezuela retomó el control del juego generando dos jugadas peligrosas en el área pequeña de Uruguay.

Tácticamente al avanzar el reloj hacia el cuarto de hora mostraba otra fisonomía. Venezuela replegó sus líneas dejando venir a Uruguay para atacarlo en contragolpe. Esa variante abrió el partido. Un ataque uruguayo por la derecha destapó a Suárez sólo dentro el área sobre la derecha. En lugar de pegarle al arco optó por habilitar a Cavani perdiéndose la chance. Venezuela replicó con un gran remate de Córdova desviado.

Replegados los venezolanos buscando que Uruguay generara huecos entre su zona defensiva y los volantes para explotar el contragolpe, Nández cortó con infracción dura a Murillo mereciendo la tarjeta amarilla que le mostró el juez. Minutos después se produjo el debut de Rodrigo Bentancur con la camiseta celeste a nivel mayor, ingresando por Cristian Rodríguez. El cambio renovó la constitución del medio campo y produjo en Uruguay una variante en la forma de jugar. Modificó el pelotazo por la pelota contra el suelo, cortita y al pie como proclamaba el inolvidable Vasco Cea. Con este nuevo mecanismo sobre los 23 minutos una jugada en la cual Suárez ingresó por la derecha con gran chance para definir. Cuando iba a rematar lo tomó de la camiseta desde atrás el lateral Quijada. Suárez reclamó que la reiteración televisiva pareció confirmar.

En el minuto siguiente Rómulo Otero ingresó por Josef Martínez en Venezuela.

Niveladas las acciones el potente Rondón las tuvo tiesas en lucha por la pelota con Godín dentro del área oriental que terminó en córner. Uruguay respondió con buena habilitación de Bentancur para Suárez. El ingresado Otero encontró espacio para un largo remate desde fuera del área que preocupó a Muslera.

A los treinta y tres minutos ingresó Giorgian De Arrascaeta por Federico Valverde e instantes después Yeferson Soteldo sustituyó a Córdova.

El fútbol del equipo uruguayo cambió con el ingreso de Bentancur, quien asumió rol protagónico en el juego compartiéndolo con Valverde hasta que estuvo en el campo. Al influjo del exjugador de Boca Jrs. y actual de la Juventus, la seguridad en el control de la pelota generó a los 38 minutos una gran acción ofensiva, en tuya y mía, con pase para De Arrascaeta que habilitó en gran forma a Cavani que llegaba sólo. Le pegó de primera saliendo apenas desviado.

El ingreso Álvaro González por Nández y de Ronaldo Lucena por Murillo antes de los cuarenta minutos, no modificaron el nuevo estilo de fútbol que exhibió Uruguay. Así llegó casi al final del cotejo otra chance de gol para los celestes. Una infracción de Lucena sobre la derecha en la que recibió tarjeta amarilla, se ejecutó con centro pasado al segundo palo del arco de Faríñez. Llegaron Godín, Giménez y Suárez para cabecear lanzándose los tres en palomita. La tocó el jugador del Barcelona apenas afuera.

Llegados los descuentos un tiro libre a favor de Venezuela que ejecutó Otero generó expectativas por la potencia con que el futbolista local le pega a la pelota. Encontró en el camino el cuerpo de un compañero y, tras el despeje largo de Maximiliano Pereira, culminó el partido sin que se abriera el tanteador.

Powered by WPeMatico

Jokercasino Es